cuidar sobredentadura

Cómo cuidar tu sobredentadura

Las sobredentaduras representan una solución efectiva y confortable para reemplazar la ausencia de piezas dentales. Sin embargo, como cualquier prótesis dental, requieren de cuidados específicos para garantizar su durabilidad y funcionalidad. En este artículo te explicaremos cómo cuidar tu sobredentadura.

La importancia de la limpieza diaria

El primer paso y el más importante en el cuidado de tu sobredentadura es mantener una higiene rigurosa. Es fundamental limpiar tanto los pilares o mecanismos de retención en la boca como la propia sobredentadura. Esta limpieza debe realizarse después de cada comida, siendo esencial antes de ir a dormir. La producción de saliva disminuye durante la noche, reduciendo su efecto protector y aumentando el riesgo de enfermedades en las encías.

Para los pilares en boca, se recomienda el uso de un cepillo de dureza media, tratándolos con el mismo cuidado que se tendría con los dientes naturales, cepillando todas las caras. Esto previene la inflamación de las encías y el posible rechazo de los implantes dentales. En caso de tener barras, es importante pasar el cepillo por todas sus caras o utilizar superfloss debajo de ellas.

Cuidados específicos para la sobredentadura

La sobredentadura debe limpiarse fuera de la boca con un cepillo especial para prótesis, disponible en farmacias, y jabón de manos. Evita el uso de pasta de dientes, ya que puede oscurecer la prótesis. Además, una vez a la semana, sumérgela en un vaso de agua con una pastilla desinfectante.

Es esencial quitar la sobredentadura por la noche para evitar la acumulación de suciedad y bacterias, condiciones que favorecen la aparición de hongos. Guarda la prótesis en un lugar seco, como una cajita especial. Al quitar la prótesis durante la noche, también proteges los mecanismos de retención del desgaste.

Mantenimiento periódico

Además de cuidar tu sobredentadura en casa, para asegurar su correcto funcionamiento a largo plazo y evitar infecciones en los implantes, es imprescindible realizar mantenimientos periódicos en clínica. Estos incluyen valorar si es necesario un rebase duro para rellenar la encía, cambiar las gomas o mecanismos de retención cada 2-3 años dependiendo del uso, reemplazar los pilares desgastados para mantener la retención adecuada, y, si es necesario, realizar un remontaje de dientes para asegurar una masticación correcta.

En M16 Clínica Dental, somos especialistas en sobredentaduras. Si necesitas más información, te invitamos a pedir cita con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *